Vista completa

Nadie es "insuficiente"


Me ha pasado muchas veces que siento que hay personas no cristianas a mi al rededor que no me caen bien, son desagradables conmigo o quizás simplemente piensan distinto que yo, que creo que Dios me dice que les hable de Él, pero no los encuentro "dignos" de ser evangelizados.

El apóstol Pedro pasó por una situación parecida, los judíos por ley no podían juntarse ni hacer amistad con gentiles. Después de la resurrección de Jesús, Dios manda a Pedro a orar por Cornelio (centurión romano) y su familia.

"Pedro entró en la casa conversando con él, y encontró a muchos reunidos. Entonces les habló así:―Ustedes saben muy bien que nuestra ley prohíbe que un judío se junte con un extranjero o lo visite. Pero Dios me ha hecho ver que a nadie debo llamar impuro o inmundo.” ‭‭Hechos ‭10:27-28‬ ‭NVI‬‬

Aquí Dios enseñó a Pedro y a nosotros que nadie se escapa de la posibilidad de ser evangelizado, nadie es "insuficiente" para recibir palabra de Dios. No por lo que nosotros digamos o pensemos esto, sino porque la salvación que Jesús pago en la cruz es para todos.

Dejemos de llamar inmundos o impuros a muchas personas como excusa para no hablarles de Dios, porque todo el que acepta la palabra de Dios, Jesús quita toda inmundicia y toda impureza, tal como lo hizo y lo hace cada día contigo y conmigo. La historia termina en que toda esa familia es bautizada por el Espíritu Santo, sin distinción.

Felipe Parada


© 2016 por CCC

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now