Vista completa

No confío en la religión establecida


Usé el término religión establecida, para no usar iglesia, porque nos referimos en términos iglesia o religión cuando hacemos a alusión al clero, ya sean sacerdotes o pastores, indistintamente. Siento, que han pagado justos por pecadores a la hora de ver la razón por la cual la gente desconfía de los pastores o sacerdotes en general. Pasa lo mismo cuando se evalúan pequeños grupos que buscan a Dios y se desconfía sin motivos reales.

Por una parte, tenemos las sectas, me refiero a estos grupúsculos que literalmente secuestran a uno de nuestros seres queridos. Por lo menos, es lo que siente la familia. A veces es alguien cercano otras veces es alguien que tratamos poco. Creemos que se fanatiza por asistir a la iglesia, mucho más de lo que nosotros creemos que es normal. Claro está que lo normal se refiere a aquello que la mayoría hace, pera la mayoría cada vez va menos a la iglesia, por lo que eso se vuelve un tanto relativo. Deberíamos preguntarnos Cuánto es lo mínimo que una persona debería ir a la iglesia? Pero si tenemos otro familiar que va todos los santos días al gimnasio no nos escandaliza, ni pensamos que el gimnasio es una secta. Lo que trato de decir es que claramente tenemos un prejuicio con toda forma de religión fuera del llamado estándar esperado. Pero si fuera solo eso, seguramente diremos que se rayó con la religión y hacemos todos los esfuerzos por hacerlo desistir, y claro le decimos canuto (en Chile es una forma peyorativa de tratar a una creyente evangélico) que es mucho más devoto que la gran mayoría. O le decimos que es fanático y cuando ya no podemos hacer nada, pensamos que "ya se le va a pasar". Pero, nos asustamos cuando su mal llamado fanatismo sigue y más encima se le ocurre ir a un retiro cuando todos tenemos ganas de celebrar un gran asado familiar y el dice que tiene otros planes. Hasta ahora no hay nada de que preocuparse. Lo que pasa es que la secta o iglesia tiene cosas más entretenidas que lo que hace la gente común, por lo menos eso creen los que están ahí. El punto es que cuando, sus hábitos cambian drásticamente, no participa en nada con la familia, que también pasa por otro tipo de situaciones, que no son de orden religioso, puede haber un indicio de error. Cuando la persona recurrentemente se queda en la iglesia, me refiero semanalmente más de un día en el grupo que parece secta, puede ser indicio de un problema. Si abiertamente, desconoce el valor o importancia de la familia. Se pierden los lazos de amor o compañerismo que tenía con su familia, entonces cuidado. Pero hay que decir algo que es necesario. Si los hábitos o conductas de la familia están permanente reñidos con una conducta moral cristiana, es seguro que la persona comenzará a alejarse. Por que es inmoral y pecaminoso, aunque ese apelativo no nos guste. Ahora si ves comportamientos que tienen que ver con cambios de hábito de la forma de vestir, y que todos son parecidos, igual hay que tener ojo con eso. Pero si el chico supongamos era "trash" y dejó de serlo, creo que el cambio es favorable. Otro aspecto que ayuda es que si la iglesia no tiene nombre, teléfono, viven en una comunidad tipo parcela, si no permite que entren personas ajenas y participen de sus reuniones, creo que hay que preocuparse.

Por otra parte, la iglesia católica es el símbolo de la religión establecida, que hoy logra aciertos y también comete algunos errores graves. Sobre todo en relación a la verdadera espiritualidad, a la búsqueda profunda de Dios y no decir más en relación a todos los escándalos que han dejado su credibilidad muy por debajo de lo que la gente esperaba. Ya no es una entidad del todo segura para muchos, lamentablemente tengo que decir, porque quiera o no representa a Cristo. Pero creo que hay mucho mito y mala onda, ya no por parte del mundo evangélico, sino de parte de los ateos y agnósticos. Decir que la iglesia está sentada en un cerro de dinero, puede ser cierto, pero estamos hablando de un patrimonio que es incalculable y que no se puede gastar, como dicen algunos "para dar a los pobres". No faltarán personas que se aprovechan de esto, pero hoy la crítica más grande está dado por el poder que ejerce a todo nivel que impide que la justicia se aplique a ellos como a todos los demás mortales. Es cierto, tiene graves problemas de credibilidad y eso afecta a esta organización religiosa y de paso a todas las demás, porque queramos o no, ella ha sido creída más que todo el resto de las organizaciones. Por lo tanto, es válido desconfiar de ella. Sin embargo, y no soy nadie para defenderla o juzgarla, porque no pretendo esto, creo que en medio de ella tanto el clero como sus miembros hay gente verdaderamente cristiana. Me sorprende que lo puedan lograr, dado que hay mucha hipocresía y supersticiones que no conducen a nada santo. Sin embargo, creo que gracias a la maravillosa providencia divina, ellos pueden albergar al verdadero pueblo de Dios en en un ambiente, que a veces resulta muy hostil y carente de espiritualidad. Por lo tanto, si no te da confianza ninguna más que la iglesia católica y quieres ser un creyente verdadero, busca en ella creyentes verdadero y sigue a Jesús ahí que la gracia de Dios permite que se logre. No puedo hablar de la Iglesia ortodoxa porque no la conozco, pero me perdonen ellos creo que lo que he dicho de la iglesia católica también corre para ellos.

Ahora, con el dolor de mi alma tengo que decir que la iglesia protestantes y sus derivados también hay de todo. Es un zoológico muy variado y de múltiples colores. Anglicanos, luteranos, reformados, presbiterianos, bautistas, cuadrangulares y un gran etcétera. Es cierto, es demasiado y como podremos confiar en ellos o por lo menos en alguno. La buena noticia es que la mayoría de ellos tienen siglos de existencia y desde Martín Lutero hasta la fecha mucho se ha avanzado en mejorar los errores de los primeros años de la reforma, que comparado con la iglesia católica de esos años, era el mismísimo paraíso. Pero hoy, con casi ochocientos años de historia las cosas han cambiado. Sin embargo, en medio de toda este gran abanico de denominaciones evangélicas podemos encontrar en gran cantidad hombres de Dios, pastores y ovejas, realmente convertidos a Dios de todo corazón. Por lo cual, no será difícil llegar a confiar en ellos. Pero debemos sacarnos un poco los prejuicios, que han hecho mérito suficiente y a precio de persecuciones sangrientas, mostraron una fe inquebrantable digna de Cristo. Estos hombres llevan la fe en la palabra de Dios y creen fielmente a las enseñanzas bíblicas y le ponen todo empeño en llevarlas a cabo. Es cierto, en medio de tantos cajones de manzanas, podemos encontrar algunas manzanas podridas, incluso cajones enteros. Pero esto no debería hacernos creer que lo que Dios está provocando en el mundo evangélico no es real. Es absolutamente real y convincente. Lo que pasa es que el trabajo es muy anónimo. No se busca la gloria y el re nombre, la mayoría de los patanes que se hacen famosos, lo son porque buscan las luces y las cámaras. Pero hay una gran cantidad que no lo hacen y son fieles siervos de Dios en sus iglesias, pequeñas y algunas bastantes grandes. Pero no quiero hacer creer que todas son buenas. No sería honesto. Hay lobos vestidos de ovejas, en la congregación y en los púlpitos. Es increíble como no escatiman esfuerzos en robar y engañar a las ovejas. Por eso, digo, que quien busca a Dios debe ser precavido, no puedes confiar en todos. Pero, no son tantos los que van por el mal camino, gracias a Dios. Simplemente se cumple la parábola de Jesús cuando dijo que se tenía que dejar la cizaña juntamente con el trigo, para que no se pierda los frutos de la cosecha, si se corta fuera de tiempo.

Si quieres encontrar un lugar confiable para buscar a Dios, pregúntale a él. El te puede guiar a un lugar donde encontrarás pastos frescos y abundante agua. Pero recuerda no seas cómodo y no busques algún interés personal que influya en tu decisión. Porque llegarás a un lugar que cumpla tus expectativas egoístas, pero no podrás hacer la verdadera voluntad de Dios, en forma agradable y perfecta. Entonces el problema no será la denominación iglesia, el problema eres tú mismo. Tomar una correcta decisión es confiar primeramente en que Dios dirige tus pasos. Finalmente si ves que no te da los resultados, emprende el vuelo para seguir buscando algo mejor. No para satisfacer tus expectativas, sino para reconocer que puedes dar lo mejor para el Señor. Pero existe otro peligro que si buscas la perfección, no lo encontrarás nunca, recuerda que todos somos pecadores. Eso no significa que somos malos y somos hipócritas, si no que somo personas imperfectas, que a pesar de nuestros errores somos incapaces de vivir una vida sin fallar. Pero eso no quita que Dios nos use, porque cuando la actitud y el corazón son sinceros, Dios seguirá ayudándonos. Si buscas de corazón te aseguro que lo encontrarás. Por lo menos eso siento yo en este momento.


© 2016 por CCC

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now