Vista completa

"Disciplina y amor"


“...No tomes a la ligera la disciplina del SEÑOR y no te des por vencido cuando te corrige. Pues el SEÑOR disciplina a los que ama...».” ‭‭Hebreos‬ ‭12:5-6‬ ‭NTV‬‬

Cuando niños probablemente nos causaba rechazo la palabra "disciplina". Seguro tendíamos a asociarla de inmediato con un castigo en el colegio o en la casa por haber hecho algo malo. Probablemente con el tiempo fuimos dimensionando el aspecto positivo de esa palabra y desarrollando una "autodisciplina" en muchas materias. Hace poco escuchaba a un conferencista japonés, y explicaba q el éxito de sus compatriotas radicaba en su disciplina, más que en su inteligencia. La concepción japonesa de hacer las cosas bien radica en la convicción que la disciplina terminará siempre por imponerse a la inteligencia. Llevándolo al ámbito espiritual, la cosa no es muy distinta.

Como primera cosa, debemos separar muy claramente la disciplina del rechazo. No podemos recibir debidamente la corrección de Dios hasta que no tengamos un entendimiento claro de su amor hacia nosotros. De lo contrario veremos su corrección como un rechazo, y la desaprobación de algunas de nuestras acciones como una desaprobación a nosotros. Para crecer espiritualmente debemos entender primero que Dios está comprometido con nosotros, ya que Él tratará con nosotros para corregirnos y nos guiará de modos que a veces no entendemos. Durante aquellos momentos debemos tener un fuerte “agarre” a su amor. Teniendo claro esto, y pasando tiempo en la presencia del Señor la permitiremos hacernos ver su corrección, que nos moldea y nos lleva por buen camino. ¡Dios te bendice!

Oscar Orozco


© 2016 por CCC

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now