Vista completa

Dios da fuerzas al cansado


Proverbios 24:10 Si en el día de la aflicción te desanimas, muy limitada es tu fortaleza. Hay dias y días. Parecen todos iguales, sale el sol cada mañana, comenzamos nuestros que haceres. No tendría que ser ni peor ni mejor. Pero nuestra batalla ocurre en nuestra mente. Y hay días que parece que todo sale de las mil maravillas. El bus viene justo cuando llego al paradero o logro escoger si voy en auto, calles con poco tráfico. En la micro hay asientos disponibles y llego a la oficina no encuentro problemas. Todos querríamos que todos los días fuesen así, pero no todos los días lo son. Salgo de la casa y se me olvida el celular y tengo que devolverme, pierdo las llaves y paso media hora buscando. Llego al paradero y la micro justo pasó o si voy en auto justo hay un accidente que colapsa el tráfico. En el trabajo algo pasó y parece que soy responsable. En definitiva un día de aflicción. ¿La pregunta es por qué todo eso te desanima? La respuesta está en este versículo del libro de los Proverbios. Tu desánimo es síntoma de flaqueza espiritual. ¿Por qué puedo asegurar eso? Principalmente porque el ejercicio físico no es suficiente para enfrentar este tipo de problemas. No digo que es malo el deporte pero no es suficiente. Por otro lado la mente se afecta y nos cuesta pensar positivamente. Necesitamos de ayuda y no somos autosuficientes. Necesitamos a alguien que pueda estar a nuestro lado, peri mucha veces no encontramos a nadie en quien podamos confiar. Salmos 27:1 Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? El Señor (Jehová en el Antiguo Testamento? Nos da la verdadera fuerza que llega a nuestra alma y espíritu. Si te sientes desanimado y sin fuerzas no dudes en invocar su nombre. Dile ahora mismo siento que no tengo fuerzas para empezar este dia. Aunque pasen cosas malas y me sienta angustiado, fortaléceme con tu Espíritu Santo y lléname de tu poder. Oh Señor tu eres mi roca, en ti pondré mi confianza. Cuando oras al Señor de esta manera. Dios te infundirá aliento. No lo olvides, cada vez que te desanimes ponte en la presencia del Señor. Es el momento más apropiado. Algunos actuamos al revés, creemos que Dios no quiere vernos así. La verdad es que Dios espera que le busques cuando tu corazón está de desanimado. El desánimo es un síntoma que no estamos buscando lo suficiente a Dios. Es cierto que cuando estamos desanimados cuesta más pero el pueden cambiar nuestro corazón y mente. En Dios tienes el amigo confiable y fiel que siempre estará a nuestro lado. No se meterá sino quieres pero ira en tu ayuda si le buscas. Pr. Alberto Ríos


© 2016 por CCC

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now